Ya decidiste realizarte un aumento de senos, has visitado a tu cirujano y reservado la cita para tu gran día. ¿Ahora qué? Bueno, primero que todo, ¡felicidades! Segundo, ¡hablemos un poco de la habilitación previa! Los estudios muestran que mejorar tu nutrición y ejercicio e iniciar con una preparación previa a la cirugía puede ayudar a que tu cuerpo esté listo, lo cual mejora los resultados de la cirugía. También, se ha demostrado que ayuda al cuerpo a sanar más rápidamente, ¡procurando una recuperación más pronta! Hablamos con profesionales médicos quienes recomiendan estos 7 pasos para prepararte para el gran día:

 

Piensa en tu alimentación

Al planificar para tu procedimiento, es posible que consumir alimentos sea lo último que tengas en mente. Sin embargo, muestran los estudios que la nutrición previa a la cirugía es clave para preparar tu cuerpo para tu procedimiento quirúrgico. Tener una alimentación saludable, rica en antioxidantes, vitaminas y proteínas te proveerá de los nutrientes vitales para reforzar tu sistema inmune y tratar infecciones, además aumentará el proceso curativo, maximizando una recuperación pronta y continua.

 

¡Hidratación, hidratación!

Sabemos que el cuerpo humano saludable está compuesto de dos tercios de agua, la cual es la clave para el mantenimiento y el buen funcionamiento de las células. Y es aún más clave a la hora de una cirugía. Estar deshidratada evita la cicatrización de la herida y prologa el proceso de recuperación. Por lo tanto, consumir constantemente de nuestra amiga H2O no solo maximizará el rendimiento físico, sino que será fundamental para promover la cicatrización y una pronta recuperación. Sin embargo, recuerda que se puede consumir agua hasta 2 horas antes de la cirugía. Hidrátate los días antes de la operación para mantener tus funciones normales durante la cirugía y estimular el proceso de recuperación.

 

A ponerse en movimiento

Someterse a estímulos quirúrgicos puede sentirse como haber hecho ejercicio. Entonces, aumentar tu actividad física durante las semanas previas a tu cirugía puede ayudar a preparar tu cuerpo para esta. ¿No eres atleta? ¡No te preocupes! Solo evitar el ascensor o hacer un poco de ejercicio de bajo impacto como yoga puede fortalecer y preparar tu cuerpo para la cirugía en camino.

 

Revisa tus hábitos

Sabemos que si fuese fácil no se llamaría un hábito, ¿verdad? Pero se debe reducir el fumado desde hasta 4 semanas antes de la cirugía y cesarlo por 48 horas antes de la cirugía. Fumar no solo ocasiona una mala cicatrización por la reducción en la circulación, sino que también puede interferir con tu respiración durante o después de nuestro procedimiento, lo cual acarrea otras posibles complicaciones, y justo esto queremos evitar.

¿Y fumar con vaporizador? Si tienes el viejo hábito del fumado transferido a un vaporizador, desafortunadamente, de igual manera se recomienda dejar de fumar con vaporizador antes de tu cirugía. Las investigaciones muestran que, a pesar de que usar vaporizador ha disminuido los riesgos a la salud en comparación con el fumado de cigarrillos convencional, la nicotina y otros químicos en las soluciones para vaporizar pueden igualmente generar problemas con la presión sanguínea, el ritmo cardiaco y la reacción del cuerpo ante la anestesia.

 

Duerme tranquila

La mayoría de los adultos necesitamos entre 7 y 8 horas de sueño por noche para mantenernos física y mentalmente saludables. El sueño tiene un papel vital para mejorar la función cerebral, la recuperación muscular más rápida y ayuda al sistema inmune a combatir infecciones, lo que promueve una pronta recuperación. ¡Pero eso no es todo! Cuando nos falta el sueño, tendemos a preocuparnos, lo que puede inducir ansiedad por la cirugía. Es hora de sumar esas 40 horas de sueño.

 

Evita el alcohol por 24 horas antes de la cirugía

A muchos nos gusta relajarnos con una buena copa de vino, en particular luego de un día agitado; por desgracia, si hay un momento en el que se debe dejar de beber alcohol, ese es justo antes de pasar bajo la navaja, dado que mezclar alcohol la cirugía y la anestesia general es un coctel que definitivamente no queremos probar. ¿Por qué? Pues, por muchos motivos: el alcohol aumenta el riesgo de sangrado excesivo, reduce el metabolismo, lo cual afecta el tiempo que duras en procesar la anestesia, también provoca mala cicatrización y una recuperación más lenta. Por eso se recomienda evitar el alcohol por lo menos de 24 a 48 horas antes de tu cirugía. Sin embargo, para resultados óptimos, deja que tu cuerpo se desintoxique por lo menos una semana antes de tu cirugía.

 

Meditación y conciencia: Mente sobre materia

Las investigaciones muestran que la meditación puede aumentar la habilidad del cuerpo para sobrellevar los efectos mentales y físicos de la cirugía. En un estudio, los investigadores encontraron que la meditación cambia la percepción del cuerpo al estímulo quirúrgico, reduciendo la respuesta inflamatoria y el dolor posoperatorio, lo cual mejora la cicatrización y aviva el proceso de recuperación. Pero no termina ahí. Aunque una cirugía de senos puede ser muy emocionante, el camino desconocido de la cirugía nos puede hacer sentir un poco ansiosas. Se ha demostrado que meditar ayuda a reducir y manejar la ansiedad en torno a nuestra cirugía. Practicarla por unos minutos al día puede ayudar a estar en calma y mantener los nervios bajo control.

 

 

¡Eso es todo! ¿Estás lista? Recuerda que estos consejos son solo para fines informativos y no remplazan la consulta con un médico. Para información sobre cómo preparar tu cuerpo para después de la cirugía, mira nuestro blog de consejos posoperatorios.

 

 

*La información proporcionada sirve para propósitos informativos y educativos solamente. El contenido incluido aquí no pretende sustituir la consulta con un médico. Motiva Implants® aún no están disponibles para venta comercial en los Estados Unidos y se encuentran en etapa de investigación clínica de acuerdo con las regulaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para dispositivos médicos en investigación.

Tags
Compartir

Share on social media

You might also like